Llegamos a Budapest, de nuevo en la zona Schengen.

Después de la aventura para salir de Ucrania, llegamos a la capital húngara. Nos apeamos del tren en la estación Budapest-Nyugati, ya anocheciendo y con más de 30 horas de viaje consecutivo a las espaldas. El cansancio era palpable, así que me metí al hostel barato más cercano a la estación. Era el más barato en Booking, pero era esas ganas de coger cama las que me impidieron regatear el precio una vez allí. Continuar leyendo “Llegamos a Budapest, de nuevo en la zona Schengen.”