Problemas para sacar el Interrail en Istanbul

Si más bien toda mi experiencia con los turcos fue buena, lo cierto es que tuve algunos problemas para sacarme el siguiente billete de Interrail. Voy a mezclar un poco sección de consejos con experiencia de viaje.

Lo primero explicar brevemente de que trata el Interrail. Básicamente es un pase con el que puedes coger todos los trenes de europa, más bien la mayoría de los países de europa, gratuitamente. Los pases pueden ser de 15 días o un mes, teniendo un limite de días para coger trenes dentro de ese periodo. Por el contrario hay billetes en los que puedes coger trenes cualquier día dentro del periodo, pero obviamente son más caros.

Mi billete, que lo podía usar 7 días durante un mes.

 

Y explicaré más detalladamente como aprovechar al 100% tu pase interrail. Pero por ahora explicaré mi experiencia. Mi pase de un mes había caducado y debía volver a comprar otro. Normalmente los más caros tienen un descuento del 80% o más y este era el caso del el tren IstanbulBucarest.

El problema era que después de Turquía pasaría por 4 países que no forman parte del pase, para luego hacer todos los que me quedaban del tirón. La pregunta era si valía la pena comprarlo ahora, o no arriesgarme y comprarlo después de hacer esos 4 países en blanco, para poder hacer todos los países con el pase.

Pero no estaba seguro de poder comprarlo, así que lo primero que hice fue preguntar en la estación. El que vendía el pase me dio la info y el precio. Al terminar me dijo: ¿Lo compras o no? A lo que le respondí que debía pensármelo.

Estación donde compré el billete

Esa respuesta no le sentó muy bien y empezó a enfadarse. No había ningun otro cliente, así que poco estrés podía llevar. En fin, hago mis cálculos y decido comprarlo. Le digo que esta decidido y me hace rellenar una hoja que está en turco.

En ese momento empezamos a enfadarnos los dos. Si le pregunto que significa algo se hastía, si pasa de mi me enervo. Así que hay estábamos los dos insultándonos los dos, cada uno en su idioma. En ningún momento de forma violenta, simplemente insultando en voz alta para nuestros adentros.

Le paso la hoja rellenada y ya me empieza a poner pegas por rellenar las cosas mal. ¿Si no se turco como quieres que lo haga perfecto, imbécil? Pero hubo dos supuestos fallos que eran culpa de su ignorancia.

El primero fue porque puse el prefijo español +34 en vez de 0034. Así que el espetaba que era idiota por no poner 00 y yo que él era imbécil por no saber que era 00.

Después de esa discusión llegó la que me daría problemas de verdad. En el Interrail debes poner datos personales, ya que el billete es personal e intransferible. Pero al estar dentro de la Unión Europea, puedes hacerlo con tu DNI o con tu Pasaporte. Yo quería poner mi DNI, ya que mi pasaporte iba a estar haciendo visados mientras me movía por Europa. Pero el turco se empeñó en que no. Así que entre su mal inglés y el enfado que impedía entenderse, me acabó diciendo que o pasaporte o nada. Así que tuve que ponerlo, cosa que me llevaría muchos problemas en otras fronteras.

Aquí el billete que me hizo el tontito.

Finalmente me vendió e billete, despidiéndonos con un insulto en todo de despedida, me fui con un pase que me dará varios problemas con los revisores.                           .

Cenizas en el alféizar

Malasia también nos ha llevado días de incomunicación y no me permite subir vídeos, así que comparto un poema con vosotros, siguiendo con la sección ideas que viajan.

Perdido en el sendero del olvido,
Buscando la senda del desapego
Sin perder un ápice de aprecio,
Sin caer en la ira del precipicio.

Y como fase de lo inevitable,
Mi alma desolada pide odiarte,
Para desterrar todo mi amor,
Para lejos de ti pasarlo mejor.

Pero el corazón luchaba con fuerza
Aguantando las envestidas del anhelo,
Las noches recordando con destreza
Como dormía acariciando tu pelo.

Mi triste y pobre inspiración
Se regocijaba con cada emoción,
Intentando sacar verso inútil,
Probando abrir mi corazón,
Con palabras confusas
Sin destino ni razón.

Y por olvidar la felicidad pasada,
Me perdí en noches difusas
por añorar sin odiar nada,
no pude encontrar más musas.

Mi corazón sigue latiendo por ti
Aunque siga alejándose de ti.
Por no sufrir más,
Por no añorarte más.

Y la distancia te generó olvido
de lo que tus ojos fueron testigo,
empezamos a ser dos desconocidos
Como si nada hubiéramos vivido.

Mientras en tu escogida ventana
a veces observo tu máscara insana,
de artificiales luces y falsas risas
De una vida que finge sin prisa.

Y procuro no asomarme y observar
Que hay colgado en tu alféizar.
Pero la curiosidad me obliga a mirar
Sin pensar en el daño que pueda causar.

Y me encuentro las cenizas de mis recuerdos,
Simplemente arrancados con despecho
Sin esperar que se dejen llevar por el viento,
Sin dejar que suavemente caigan con el tiempo.

Cenizas revueltas en el olvido,
Del que crecen lugares desconocidos,
Aturdido intento comprender
Porque borraste todo mi ser.

Quizá encontraste a algún mediocre galán,
De buena planta y figura, y buen estar
Que no le guste que tengas algo que recordar
De un bohemio que solo busca un poco de pan.

Y me imagino las tristes palabras
De una alma vacía,
Que en tan solo unos pocos días
Hizo que tus piernas le abras.

Y no me duele que busques calor
En alcobas de simple pasión
Lo que me causa verdadero dolor
Que quemarás mis momentos sacados del corazón.

Quizá quise entender tu alma a mi manera
sin ver que ni tu misma la sigues certera.
Quizá pensé que todo lo que di
seria suficiente para hacerte feliz.
Olvidándome de tus idas y venidas
de tu superficial y simple corazón.
Olvidándome de que no te importa ni el arte ni la poesía
Si no encuentras un bello y falso caparazón.

Mientras la ira se abre paso
Contra mi ser por ser iluso,
Por valorarte algo más
Que un simple ser insulso.

Y con labios prietos y dientes agrios
Agradezco que me ofrezcas algo de odio,
Que calmarán la platónica imagen de tu ser,
que ayudarán a no añorarte a diario.

Pero a diferencia de ti,
No quemare los recuerdos pasados
Y aún con la inquina aflorando en mi,
No destruiré los momentos que fui feliz.
Y aún basado en falsos hechos
No seré tan impío y descortés,
De agradecer los momentos vividos
De aquel falaz y mágico mes.