Visita exprés a Brno de Camino a Krakow

Salimos de Bratislava de buena mañana. Recorremos las calles mientras va amaneciendo y nos podemos encontrar con el parlamento del país.

Cojo el tren en dirección a Brno. Toca una visita exprés para llegar Krakow esa misma tarde. Brno ya está más que visitada y relato un poco la experiencia en mi libro. Cuando Dominika me abrió las puertas de su casa y de su alma.

Duermo durante todo el viaje y me presento en Brno con algo de estrés, a la vez que consigo recuerdos en cada esquina. Lo primero llegar a una de las plazas principales para grabar el vídeo.

Después me voy a una de las plazas que más me gustan de la ciudad. La recordaba algo Mas despejada, donde había ido a tomar un café con Dominika. Pero esta vez había algo más de paradas, como una especie de mercado. Aún así la estatua central seguía brillando en el centro.

Después me paseo por las calles más recónditas del centro histórico. Encontrándome con algunas esquinas que me daban recuerdos, la entrada de algún café, la mesa de algún bar, etc.

A pesar de que todo me parecía familiar me encontré con algo que me llamó la atención. Juraría que no lo vi la vez anterior que estuve por la ciudad, porque un tanque rosa en medio de la calle creo que llama suficiente la atención como para acordarse.

Después de un par de horas paseando me vuelvo a la estación camino a Krakow. Después de un par de transbordos llegamos a la ciudad maravillosa ciudad universitaria.

Me esperaba una Couchsurfer para esa noche. Se trataba de una chica que hablaba algo de español, así que lo primero era encontrarnos. Salgo de la estación y me voy dirigiendo a lo que vendría ser el centro. Recorriendo algunas calles con encanto y observando los primeros edificios históricos.

  

Llegamos a la preciosa Plaza del Mercado (Rynek Glowny) la cruzo algo embobado y tomando algunas fotos, para a unos 100 mts al oeste encontrarme con mi CS. Me lleva a su casa, que por suerte está muy cerca del centro.

  

Allí me invita a un té y a la cena, al parecer cocinada por su padre y que no le gustaba mucho. Me avisa de que está de exámenes y que no podrá estar mucho rato conmigo. Aún así comparte una agradable conversación en castellano mientras ceno, dándome algunos consejos de la ciudad, preparándome para disfrutarla al máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *